El gráfico que podría marcar el techo en Wall Street

El mercado de Bonos es un indicador director que va de la mano de la política monetaria aplicada por los bancos centrales y podría decirse que, en buena medida, junto con el crecimiento de la productividad, marca el paso de la economía y la bolsa.

La recesión llegará, aunque siempre es difícil saber cuándo, y lo que nos dice el mercado de bonos es que la amenaza aún puede esperar. El pasado año una de las preocupaciones de los inversores fue el aplanamiento de la curva de tipos en EE. UU y su posible inversión, como antesala de recesión, con la rentabilidad del T-Note a 10 años superando el 3%.

El cambio de discurso de la Fed a más acomodaticio y los signos de desaceleración económica global hacen poco probable que la rentabilidad del T-Note 10 años supere ya con claridad los niveles alcanzados el pasado año. El diferencial de rentabilidad entre 10 y 2 años se mantiene en el entorno del 0,20% en positivo y para su posible inversión, si es que llega a suceder, probablemente aún necesite consumir más tiempo. Sería una muy mala noticia que las rentabilidades de los distintos plazos de deuda cayeran en picado y la curva dejará de aplanarse. Eso sería síntoma de que la recesión está ya sobre nosotros, pero a día de hoy lo considero poco probable.

¿Fin del ciclo alcista en Wall Street?

En los últimos tiempos la correlación entre el Dow Jones y el Futuro continuo del T-Note 10 años ha sido perfectamente inversa en el proceso de normalización de la política monetaria de la Fed, como puede observarse en el gráfico adjunto. El precio del T-Note es también inverso a su rendimiento. Sí los tipos ya se aproximan a la neutralidad que espera el mercado, máxime cuando la FED ya ha adoptado una posición de esperar y ver, de ser paciente y flexible ante el riesgo de pasarse de frenada en las subidas de tipos, lo normal sería que el rendimiento a 10 años ya no suba mucho más del 3% y la bolsa aún podría tener recorrido y alargar la fase alcista originada en 2009.

Podríamos ver un escenario en el que el los principales índices de referencia estadounidenses marcaran nuevos máximos históricos y el Futuro T- Note a 10 años volviera a buscar apoyo a los mínimos marcados el pasado año en el entorno de los 117,40 con el rendimiento presionando al alza.

A efectos prácticos, sí en próximos meses, probablemente más de doce, se confirmara una pauta de giro alcista amplia en el precio del T-Note 10 años, probablemente en forma de doble suelo, es ahí cuando podemos tener la confirmación de que el ciclo alcista de las bolsas originado en 2009 está llegando a su fin y esperaría caídas fuertes. 


Futuro Continuo T-Note 10 años vs. Dw Jones Industrial

Comentarios