Signos de agotamiento del efecto Bolsonaro para el Bovespa


El índice brasileño Bovespa, lejos de corregir en el último trimestre del pasado año mientras lo hacían los principales índices del mundo, encontró en Bolsonaro un catalizador para seguir ascendiendo hasta marcar máximos históricos. En los últimos meses consolida posiciones de forma lateral, pero a corto plazo muestra signos de agotamiento comprador que sugieren que ahora podría purgar los excesos alcistas del pasado año en lo que podría ser una sana corrección.

Cabe destacar que está encontrando freno en el techo de un amplio canal lateral desarrollado en la última década, y que la pérdida esta semana de los 93.420 puntos sugiere mayores caídas y que eventuales rebotes serán vulnerables y previos a una corrección más amplia.  Mientras no marque máximos crecientes sobre los máximos históricos marcados en marzo no se alejarán los riesgos bajistas.
 
Bovespa Mensual


Esta semana ha cedido la directriz ascendente que une los últimos mínimos crecientes y si pierde los 91.580 puntos ganaría enteros otro tramo bajista que podría dirigirse hacia el origen del último segmento alcista, hacia los 83.400/82.750 puntos. Por tanto, hablamos de una corrección de aproximadamente un 16% desde máximos históricos y de un 10% desde los niveles actuales. En el mejor de los casos contemplaría al menos caídas hacia los 88.760 puntos, lo que podría ser una clásica bandera de continuidad de la tendencia previa, en este caso alcista.
 
Gráfico diario Bovespa


Con todo, cuando concluya esta potencial corrección, lo más probable es que las alzas vuelvan a imponerse y podríamos ver subidas hacia los 114.300/122.400 puntos.

Comentarios