La bestia no ha muerto 2




En este grafico mensual del Dow Jones muestro las correcciones previas más destacables en toda la tendencia alcista originada en los mínimos del año 2009 para poner en contexto las actuales y verticales caídas. 

Dow Jones Mensual
Desde el punto de vista del largo plazo es muy llamativa la verticalidad de las caídas en este mes de febrero, que ha dejado una amplísima vela de cuerpo negro, pero no se ha perdido ningún soporte que ponga en jaque su tendencia a plazos largos. De hecho, me sorprendería no ver al Dow Jones Industriales sobre los 31.000 puntos en próximos meses.

La caída de febrero del Dow Jones, de máximo a mínimo, ha supuesto un 16,5%, porcentaje muy parecido a lo que cayó en la corrección de 2015 y es todavía inferior a lo que cedió en la de finales de 2018 y 2011, sobre el 19%. Recuerden que a finales de 2018 muchos eran ya los que apuntaban a un giro mayor de mercado y en este espacio escribía “La bestia no ha muerto”. Ahora vuelvo a reiterarlo, “La bestia no ha muerto 2”.

Para considerar que podemos estar ante un techo mayor de mercado, ante el origen de una corrección de todo el tramo alcista originado en los 6.469 puntos, lo mínimo exigible es que pierda los mínimos del pasado mes de junio, los 24.608 puntos, que ya han sido puestos a prueba y desde donde apareció interés comprador ayer viernes. Para que gane más enteros un techo mayor la corrección debería ser más profunda que la vista en 2018, superior al 19%, y sobre todo para ya tener incuestionables evidencias debería de perder la directriz que discurre actualmente por los 22.600 puntos. No obstante, que alcance la directriz, algo que no se puede descartar pero que considero poco probable, ya sería un preocupante signo de debilidad, puesto que estaríamos ante una corrección mayor que la de 2018, y levantar tamaña corrección se antojaría difícil, lo que operativamente invitaría a no confiar ya en nuevos máximos y a aprovechar potenciales rebotes para deshacer posiciones, pero mientras eso no suceda, lo que tenemos es una nueva oportunidad para buscar comprar, no para vender.

Más allá del miedo que produce la verticalidad de las caídas, (¿qué corrección no provoca desasosiego con las posiciones?), lo que debemos hacer es ceñirnos a los hechos, y mientras los soportes sigan en pie no debemos cuestionar la tendencia. Que sea el mercado el que determine si hay un giro perdiendo soportes, no nosotros, puesto que adelantarse a los hechos es un juego generalmente pernicioso o al menos estéril.
LA TENDENCIA SIGUE SIENDO ALCISTA


El Nasdaq 100 tecnológico define un perfecto canal que viene guiando las alzas desde los mínimos de 2011. Podríamos estar ante un simple throw back hacia resistencias superadas para seguir ascendiendo. Los mínimos de junio aún están a una considerable distancia, por lo que por el momento la tendencia tampoco está siendo puesta en jaque, y si el mercado no lo hace, yo desde luego tampoco lo hago. Para que eso suceda debería de perder al menos los mínimos de agosto - octubre, los 7.660 puntos.

Por tanto, tendencia también impepinablemente alcista. 

Nasdaq 100 semanal
En el caso del S&P 500, igualmente mientras no pierda al menos los 2.720 puntos seguimos hablando de tendencia a medio y largo plazo alcista. Me sorpredenria que el actual ciclo alcista originado en los mínimos de 2009 no logrará atacar la zona de los 3.600 puntos. Hasta ese nivel resta una subida del 25% desde el cierre mensual y semal de este pasado viernes, por lo que aún hablamos de un interesante potencial.


Una corrección es lo que muchos esperaban para comprar en las últimas semanas. Ya ha llegado........


S&P 500 Semanal

Comentarios